Centro de Inserción Laboral (CIL)

Se definen y conciben como un recurso social especifico, que forma parte del proceso rehabilitador, cuya misión fundamental es la de favorecer la rehabilitación vocacional-laboral de las personas con trastornos psiquiátricos crónicos que se encuentran viviendo en la comunidad, de modo que propicie su integración laboral en la empresa ordinaria, o bien en fórmulas de empleo protegido (Centros Especiales de Empleo) o, en su caso, sistemas de auto-empleo o cualquier otra forma de inserción laboral.

Está dirigido a aquellas personas con trastornos mentales graves que por diversas razones no estén en condiciones de acceder directamente al mundo laboral ni de enfrentarse o manejar de un modo autónomo las diferentes exigencias que implica la integración laboral en sus diferentes componentes de elección, búsqueda, obtención y mantenimiento de un empleo y que por tanto requieren un proceso de rehabilitación laboral que les prepare para el trabajo.

Perfil del beneficiario

El perfil general de la población a atender en las plazas concertadas en el CIL será el siguiente:

  • Tener una enfermedad mental crónica.
  • Tener una edad entre 18 y 55 años, con toda la flexibilidad necesaria respecto al límite superior de edad.
  • No estar en una situación psicopatológica activa no controlada.
  • No tener ningún impedimento legal que imposibilite su inserción laboral.
  • Tener un nivel mínimo de autonomía personal y social.
  • Presentar un nivel mínimo de motivación y capacitación respecto a la integración laboral.

Coste para el socio

El programa no tiene coste para el beneficiario y está financiado por Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón.