La importancia de la formación continuada

//La importancia de la formación continuada

La importancia de la formación continuada

Formación continuada

Formación continuada

El pasado 31 de mayo, varios profesionales de ASAPME Bajo Aragón asistieron a las I Jornadas de Salud Mental celebradas en el Hospital de Barbastro  centradas en la “Prevención del suicidio”. El mensaje principal derivado de estas jornadas fue que la prevención del suicidio es posible y en ello se deben involucrar acciones a múltiples niveles, políticas intersectoriales y programas específicos.

Los profesionales de ASAPME Bajo Aragón apostamos por una formación continuada, no nos conformamos con habernos formado una vez, en una determinada profesión, también consideramos que es esencial actualizarse y profundizar en los conocimientos adquiridos de forma continua.

Así pues, se entiende como formación continua, aquellas actividades y programas de aprendizaje teórico y práctico que se realizan después de la fase de educación obligatoria. Claramente esta educación tiene como objetivo el perfeccionamiento y desarrollo de prácticas relacionadas con la profesión. Esto requiere que las personas mantengan un proceso de formación continuo que les permita estar a la vanguardia de las demandas del entorno.

En este sentido y por la importancia de la formación continuada, en España se crea el Programa Nacional de Formación Profesional. Este Programa Nacional implica el reconocimiento de la formación profesional continua como un subsistema de la Formación Profesional con entidad y objetivos propios.

El objetivo de la Formación Profesional continua es el de “mantener el empleo y la empleabilidad de la población ocupada, así como su promoción mediante la mejora, recualificación o puesta al día de sus competencias profesionales, de lo cual se debe derivar la mejor competitividad de las empresas”, y siendo sus funciones las de:

1.-Adaptación permanente de la evolución de las profesiones y del contenido de los puestos de trabajo y, por tanto, de mejora de las competencias y cualificaciones indispensables para fortalecer la situación competitiva de las empresas y su personal.

2.-Promoción social que permita a muchos trabajadores evitar el estancamiento en su cualificación profesional y mejorar su situación laboral.

3.-Preventiva para anticipar las posibles consecuencias negativas de la realización del mercado interior y para superar las dificultades que deben afrontar los sectores y empresas en curso de reestructuración económica o tecnológica.

Muchas veces, la rutina diaria y  la “falta de tiempo” nos llevan a dejar en último plano algo tan importante como es renovar los conocimientos, pero debemos de saber que una formación continua es una de las cosas más importantes a llevar a cabo. Bien es cierto que la experiencia diaria nos enriquece y ayuda a cumplir las expectativas marcadas, sin embargo debemos tener en cuenta que la formación no es una pérdida de tiempo o un gasto, sino que es una inversión a largo plazo.

Gracias a una formación continuada conseguiremos una mejora de las competencias del puesto de trabajo, una igualdad de oportunidades, y mejorar profesionalmente y personalmente.

 

Carolina Martín

Trabajadora Social de ASAPME Bajo Aragón

2018-07-16T17:05:59+00:00junio 17th, 2016|Profesionales de ASAPME Bajo Aragón|Sin comentarios

Deja tu comentario